• 01 55 2614 7849
  • atencionalsocio@smacve.org.mx

#TodosSomosSMACVE

Sociedad Mexicana de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular

La Sociedad Mexicana de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular, A.C. es una corporación de médicos cirujanos especializados en angiología, cirugía vascular y endovascular; así mismo, de médicos cirujanos con otras especialidades que pueden considerarse como afines a la angiología, cirugía vascular y endovascular; y de aquellos que, con frecuencia en sus actividades y ejercicio profesional, encaminen sus esfuerzos a la investigación,el estudio o al tratamiento de las enfermedades vasculares, residentes en distintos lugares de la República Mexicana.

Teniendo en cuenta que la angiología, cirugía vascular y endovascular es una especialidad médico quirúrgica, integral del aparato circulatorio, la Sociedad no tiene contemplado crear en su seno ninguna subespecialidad que se limite a ciertas patologías o técnicas terapéuticas.

SMACVE

Objetivo

  • Desempeñar una función científica y educativa a favor de sus miembros, através de la integración de las normas en la práctica de la angiología, la cirugía vascular y endovascular en México y promover la enseñanza de la especialidad en el país.
  • Fomentar la difusión y actualización de la angiología, la cirugía vascular y endovascular, por medio de cursos y publicaciones.
  • Proponer los cambios y ajustes necesarios para que los programas de postgrado relacionados con la especialidad se mantengan actualizados.
  • Facilitar el intercambio de experiencias e información científica entre sus miembros, mediante la realización de actividades de carácter nacional e internacional o por medio de sus publicaciones.
SMACVE

Nuestros Miembros

Angiólogos, Cirujanos Vasculares y Endovasculares

La formación de un angiólogo, cirujano vascular y endovascular inicia con la carrera de Médico Cirujano (6 años aproximadamente), seguida de tres o cuatro años de formación en Cirugía General y finalmente tres años en Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular. El médico, después de prácticamente vivir en hospitales durante esos años, solicitará al término de su especialización, la certificación de su capacidad profesional por el Consejo Mexicano de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular A.C., formado principalmente por profesores de cursos de postgrado en esta especialidad, y para ello presenta un examen escrito y oral de alto grado de dificultad para ratificar sus conocimientos. Una vez certificado el angiólogo sigue preparándose en su especialidad con cursos, congresos, etc. tanto Nacional como Internacionalmente.

Nuestros médicos tienen la preparación académica reconocida entre las mejores del mundo. Los angiólogos, cirujanos vasculares y endovasculares que reúnen estas cualidades, podrán ingresar como miembro de la SMACVE (Asociación Mexicana Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular A.C.).

De forma periódica, seguirán siendo examinados por el CMACVE (Consejo Mexicano de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular A.C.) así como cumplir ciertos requisitos adicionales para poder continuar perteneciendo a la mencionada Asociación.

Conocimiento

¿Qué es la Angiología?

La Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular es la especialidad médico-quirúrgica responsable del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato circulatorio, una extensa red de ‘tuberías' cuya misión consiste en hacer llegar la sangre, y con ella el oxígeno y los nutrientes a todas las células de nuestro organismo y devolverla de nuevo al corazón.

Las arterias llevan la sangre desde el corazón hasta las células de todos los rincones de nuestro cuerpo y las venas la devuelven de nuevo hacia el corazón, donde se inicia un nuevo ciclo. No debemos olvidar los vasos linfáticos, cuya misión es algo diferente, pero en íntima relación con los sistemas arterial y venoso.

Todas estas "tuberías" son estructuras vivas y sus enfermedades repercuten directamente en el órgano al que llevan el aporte sanguíneo e incluso en todo el organismo. El infarto de miocardio, la embolia cerebral y el tromboembolismo pulmonar son algunas de las principales causas de muerte de nuestra civilización, y todas ellas son debidas a un problema vascular.

La más frecuente de las enfermedades del sistema venoso son las varices de las piernas, enfermedad exclusiva de la raza humana, desde el momento que nuestros antepasados decidieron erguirse y apoyarse sólo en las extremidades inferiores y una de las patologías más frecuentes en nuestro medio. Puede ser sólo un pequeño problema estético, pero pueden comportar también serias complicaciones: flebitis, trombosis, úlceras en las piernas. embolias pulmonares., etc, que pueden evitarse con un tratamiento a tiempo.

El sistema arterial es vital. Sin el suficiente aporte de sangre, y con ella de oxígeno y nutrientes, ningún órgano de nuestro cuerpo puede funcionar correctamente, y si falla de repente la irrigación de un órgano, sus células mueren (infarto, necrosis, etc.).

Las arterias envejecen de forma especialmente rápida si están sometidas a lo que llamamos los factores de riesgo vascular: tabaco, hipertensión, colesterol y diabetes (los más importantes, pero hay más) dañan la estructura de la pared arterial dando lugar a quizás la enfermedad más grave de nuestra civilización: la arteriosclerosis.

Las arterias aterosclerosas se ‘embozan', originando estenosis u oclusiones con el consiguiente déficit de aporte sanguíneo a los órganos que irrigan (infarto de miocardio en el corazón, ictus y hemiplejias si es el cerebro, isquemia y gangrena de extremidades, pudiendo llegar a la pérdida de extremidad, etc.). Pero también pueden dilatarse progresivamente originando aneurismas, que crecen lenta y sigilosamente, de forma asintomática, hasta llegar a romperse produciéndose entonces una hemorragia interna que suele ser fatal.

Nuestro trabajo como Angiólogos, Cirujanos Vasculares y Endovasculares es el diagnóstico y tratamiento de estas patologías una vez establecidas, pero lo más importante debe ser la prevención. El diagnóstico en fases precoces de la enfermedad puede evitar su progresión.

Una exploración vascular y un Eco-Doppler suelen ser suficientes para detectar la enfermedad, tratarla a tiempo y evitar graves complicaciones. Esto debería ser un consejo obligado en pacientes de cualquier edad con varices de todo tipo y especialmente en pacientes de edad (mayores de 55 años) que hayan fumado y/o presenten hipertensión y/o colesterol y/o diabetes.

Finalmente, recordar que la Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular es una especialidad médico-quirúrgica, por lo que los tratamientos de que disponemos son muy extensos. La medicación es un arma básica contra los factores de riesgo vascular. Disponemos de múltiples tratamientos complementarios como son la esclerosis de varículas, presoterapia y drenaje linfático, láser vascular, etc.

Y por último, la cirugía, que puede ir desde una pequeña intervención de microcirugía estética de varices, con anestesia local y sin ingreso, pasando por técnicas mínimamente invasivas (cirugía endovascular) hasta intervenciones quirúrgicas de elevada complejidad técnica y alto riesgo, aunque con buenos resultados, pues son técnicas habituales, que de cualquier forma preferimos prevenir.